GHE Ripen


GHE Ripen

En stock

8,50
El precio incluye el IVA
Peso de entrega: 0,65 kg


 Para todos métodos de cultivo: aero-hidroponía, hidroponía, suelo y otros sustratos.

 Ripen es un fertilizante completo para la fase final del ciclo de floración. Fue específicamente formulado para acelerar la maduración así como para mejorar el contenido en principios activos.

 Se compone de una mezcla de sales minerales y de tampones dosados por nuestros laboratorios de forma minuciosa. En esta fase de crecimiento, la precisión es, en efecto, de la más alta importancia porque la planta, al final de su vida, está muy a menudo debilitada, por lo que su capacidad de asimilación es muy inferior a la capacidad de asimilación de la fase de crecimiento.

 

Dosificación:

Los 10 últimos días de floración, diluir Ripen en el agua, con pH ajustado (entre 5,5 y 6,5).

En Hidroponía: 4ml. a 5 ml. / L. de agua limpia, EC = 1,8 - 2,2

En Tierra: misma concentración, 1 vez cada dos riegos de agua limpia.

Ripen es un ácido, bajará el pH de su solución. Echalo en el agua antes de ajustar el pH.

 

Ripen ejerce su acción a distintos niveles:

 Trasmite a la planta una señal fuerte para que sepa que llega al término de su vida. Ella reacciona con una floración y fructificación aceleradas, esforzándose para reproducirse antes de desaparecer.

 Activa las defensas de la planta y por consiguiente, los principios activos.

 Proporciona la planta con todos los iones minerales necesarios para este último esfuerzo de reproducción.

 En caso de acumulación excesiva de nitratos y de oligo-elementos en la planta, ayuda a la metabolización de estos residuos. También favorece un mejor gusto de la cosecha.

 

· Fertilizante final

· Elimina excesos

· Mejora sabor y olor

· Rendimiento en resina

· Máxima limpieza

 

Este fertilizante tiene varias propiedades:

 Permite también de terminar con prisa una cosecha antes que se estropee por el frío o por humedad.

 En un invernadero o en el interior, ayuda armonizar los fines de ciclo y también ayuda la maduración de las plantas más tardías.

 En caso de ataques graves de patógenos o de insectos, acelera el ciclo y permite obtener una cosecha antes la destrucción de las plantas.

 Por fin, favorece un aumento del contenido de principios activos de las plantas medicinales, aromáticas y culinarias.

Examine esta categoría: GHE